En SERIES DE PREDICACIONES
​Podríamos definir el adulterio como la relación sexual de una persona que está casada con otra que no es su cónyuge.  Para Dios, el matrimonio y la familia son de importancia vital y constituyen el contrato de mayor alcance entre los seres humanos.  El resto de contactos sexuales es definido como fornicación, pero este mandamiento alcanza en su extensión a una muy variada red de aspectos que están implicados.

00:00 00:00:00
Descargar audio

Los X Mandamientos

  • 01- Dios el Legislador B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​En Su bondad y en Su sabiduría Dios no ha dejado al hombre a expensas de sí mismo; sino que le ha trazado el camino por donde debe andar.  Dios ha ejercido el derecho que tiene sobre Sus criaturas, y por amor a ellos mismos les ha dado una ley moral.

  • 02- Dios, el Dador de la Ley B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​¿Cuál es la relación que hay entre el Creador y las criaturas?  ¿Son las criaturas responsables ante ese Creador? ¿Ha establecido Dios un código moral para regir la conducta del hombre, y establecer la diferencia entre el bien y el mal? ¿O ha dejado el Creador en mano de la criatura el que pueda establecer ella misma esa diferencia?

  • 03- Dios requiere obediencia perfecta B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​El hombre es presentado en la Escritura como un ser caído, como una criatura que se ha rebelado en contra de su Creador, y que al hacerlo se ha dañado a sí mismo.Ahora bien, ¿significa esto que el hombre no tiene ya ninguna obligación con el Dios que lo creó? ¿ el hombre se liberó de Dios en la caída, de tal manera que se convirtió en un ser autónomo, en un ser que no tiene responsabilidad alguna con su Creador? ¿Es como los animales, que no tienen responsabilidad moral?La Biblia responde negativamente.  El hombre sigue siendo una criatura de Dios, y como criatura que es sigue siendo responsable delante de su Creador, y algún día será llamado a cuentas y juzgado en conformidad con la ley moral del Dios que lo creó a Su imagen y semejanza.

  • 04- Dios requiere obediencia perfecta II B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Cuando decimos que el hombre debe rendir a Dios una obediencia perfecta, lo que estamos diciendo en un sentido práctico es que el hombre debe cumplir la voluntad revelada de Dios.  Nada más y nada menos.  Si Dios exige del hombre que éste le obedezca, debemos suponer que de alguna manera Dios ha revelado qué es exactamente lo que Él espera de nosotros.  ¿Dónde se encuentra esa voluntad revelada?  No es algo etéreo, no es algo difuso, se encuentra en las Sagradas Escrituras, y allí, con precisión, nos expone ante su voluntad para el hombre en los diez mandamientos.

  • 05- La influencia de la Ley de Dios B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​¿Qué sucede con aquellos pobres inocentes de África que nunca han escuchado el evangelio? ¿Se perderán ellos también por no haber creído en Cristo, a pesar de que muchos de ellos nunca han escuchado hablar acerca del Señor?

  • 06- La entrega en el Sinaí B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​En medio de esa cantidad enorme de revelación, Dios quiso subrayar la importancia singular del decálogo a través de las circunstancias extraordinarias que antecedieron y siguieron a la entrega de los diez mandamientos, algo que no ocurrió con el resto de leyes...

  • 07- La ley moral de Dios en el Nuevo Testamento B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​​La epístola a los Romanos es de suprema importancia para establecer este punto, ya que su tema primordial es precisamente el evangelio de nuestro Señor Jesucristo.  El apóstol Pablo hace en esta carta una exposición bastante exhaustiva del contenido del evangelio tomando como base los escritos de los profetas.  Por eso empieza la carta a los romanos diciendo: Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios,que Él había prometido antes por sus profetas en las Santas Escrituras ..... El evangelio ya había sido predicado por los profetas, y es de este mismo evangelio del que Pablo va a comenzar a argumentar.....

  • 08- No bajo la ley, sino bajo la gracia B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Tenemos que mantener un equilibrio en la enseñanza y en la predicación del evangelio para guardarmos de dos errores terribles que llevarán a muchos engañados al infierno: me refiero al legalismo y al antinomianismo-  Aquí tenemos dos posiciones extremas, tan peligrosas y heréticas la una como la otra.  Mientras el legalista cree que será justificado por obedecer la ley, y creer esto en la práctica lleva a la condenación, el antinominiano cree que al ser justificado por gracia no tiene obligación alguna de obedecer la ley moral, y esto en la práctica también lleva a la condenación....

  • 09- Una perversión de la doctrina B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Johannes Agrícola enseñaba, entre otras cosas, que no debemos incluir la ley en nuestra exposición del evangelio; que no debemos decir al incrédulo que debe arrepentirse por haber violado los Diez Mandamientos; más aún, que la ley no es digna de ser llamada Palabra de Dios; que el creyente está por encima de toda ley y de toda obediencia; que nuestra fe y la religión nuevo testamentaria en general era totalmente desconocida para Moisés.Muchos en nuestros días no saben quién fue Johannes Agrícola, ni han escuchado jamás este nombre, pero siguen a pie juntillas su tergiversación del evangelio, porque se trata, sin ninguna duda, de una doctrina que apela fuertemente a la disposición del hombre natural.

  • 10- Definiendo conceptos B. Lozano
    00:00 00:00:00

    Al ser humano no le gusta obedecer, no le gusta seguir las normas, no le gusta lo que la Palabra le enseña de una forma directa, le gusta mas bien llevar a cabo sus deseos sin obstáculos ni impedimentos, y se une a otros de su mismo parecer para sacar adelante su propósito en contra de lo que pueda enseñar la Escritura. Esto lo puede lograr por el consenso, por lo tanto, lo que se decida con un buen talante, esa es la verdad, independientemente de que la Palabra de Dios enseñe lo contrario.La ley de Dios es incómoda para el hombre.  Limita su libertinaje, corta de raíz sus deseos.  La ley de Dios no es popular, ni siquiera entre los cristianos, lo cual muestra una inquietante disposición del corazón para no obedecer a la verdad. 

  • 11- Principios de interpretación Bíblica B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​“Oísteis que fue dicho… pero yo os digo”.Algunas personas suponen rápidamente que el Señor está contraponiendo aquí Sus enseñanzas a las de Moisés; como si el Señor estuviese diciendo: “Moisés decía esto y esto en la Ley, pero ahora Yo os digo algo distinto”. Como si Jesús hubiese venido a implantar una nueva Ley que sustituye a la antigua.Pero esta interpretación tiene problemas muy serios. El Señor acaba de decir que Él no vino a anular la ley o los profetas, sino más bien a cumplirlos. Por otra parte, Cristo nunca citó las Escrituras del AT usando la expresión: “Oísteis que fue dicho”; siempre introducía sus citas de las Escrituras con la fórmula: “Como está escrito”, o “Moisés ordenó”.La frase: “Oísteis que fue dicho” era la fórmula que se usaba normalmente para introducir alguna de las tradiciones que se transmitían al pueblo oralmente. Lo que el Señor está contradiciendo aquí no es lo que Moisés escribió, sino más bien la manera en que los escribas y fariseos interpretaban a Moisés.

  • 12- Principios de interpretación II B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Si dejamos a un lado los Diez Mandamientos perdemos por completo el parámetro necesario para trazar la línea que establece lo que está bien y lo que está mal, y quedamos a expensar del criterio de hombres falibles y contradictorios que actuarán según los intereses que tengan en cada momento, y que lo que hoy es malo mañana será bueno y viceversa.Esa es la situación en la que se encuentra nuestra sociedad. En nuestros días no hay parámetros claros y definidos. No hay un punto de referencia porque se ha decidido dejar a un lado las normas de Dios. Hoy Dios no está de moda; es de ser muy progre el no querer saber nada de Dios, y más aún atacar todo lo que envuelve los asuntos sagrados del cristianismo.  El mundo de hoy se ha tomado la prerrogativa de redefinir la palabra “moralidad”.Es el hombre ahora quien determina lo que es moral y lo que no lo es, independientemente de lo que Dios haya establecido al respecto. El resultado es que tenemos a un mundo cada vez más confundido.

  • 13- Ambitos de aplicación de La Ley B. Lozano
    00:00 00:00:00

    Que vivimos en medio de una sociedad muerta moralmente, es un hecho innegable, y que vivimos en medio de una iglesia oficiosa que está mas que muerta, es una evidencia tan real que nos deja lívidos. ¿La causa? Se ha olvidado la Ley de DiosEl cristiano de hoy quiere que la sociedad se reforme, pero sin que tenga que cambiar nada de su forma de vida, una vida que en muchos casos sigue la corriente de este mundo, y en otros va incluso por delante.​

  • 14- Proclamando la vigencia de la Ley B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​La función del cristiano en el mundo es uno de los asuntos más urgentes con los que se enfrenta tanto la Iglesia como cada uno de los creyentes en nuestro tiempo.  No solo tenemos que defender la legalidad de la ley de Dios sino también su vigencia.   Y esto no sólo lo tenemos que hacer en un mundo hostil al evangelio, sino también entre aquellos que se llaman cristianos, pero que sus hechos niegan tajantemente esa realidad ya que se suman a la corriente de este mundo sin el menor escrúpulo, corriendo con ellos en su desenfreno.¿Cuál tiene que ser la relación del cristiano con la sociedad y con el mundo? Estamos en el mundo; no nos podemos aislar de él y por esa razón nos tenemos que preguntar, ¿qué podemos hacer, qué estamos llamados a hacer como cristianos en una situación así?

  • 15- Cristo ratifica la vigencia de la Ley B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​No vamos a combatir contra la iglesia de Roma, sino especialmente contra aquellos que se llaman cristianos surgidos de la reforma protestante, quienes alientan y alimentan doctrinas de hombres completamente alejadas de las enseñanzas Bíblicas y que sirven a su propio interés para su engrandecimiento personal, como ocurría con los fariseos...

  • 16- Cristo, el fin de la Ley B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​No hay ninguna criatura creada que pudiera satisfacer las demandas de la ley, por eso las Escrituras nos enseñan que tuvo que ser Dios mismo quien tomara ese lugar, y para tal propósito se humanó.  Sólo Dios podía pagar la terrible afrenta que el hombre causó en Edén.  Esa fue la razón por la que el Dios eterno se hizo hombre. Emanuel: Dios con nosotros.  El Dios ante quien los serafines cubren sus rostros es quien tuvo que hacerse hombre para pagar la deuda infinita que el hombre había adquirido delante de la ley divina por causa de su desobediencia. Es Cristo quien ha sido establecido como el fin de la ley para librarnos de la maldición de la ley, pero no de la obediencia a ella que se espera como fruto de nuestra salvación.

  • 17- Primer mandamiento: "No tendrás dioses ajenos delante de mi" B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Vivimos en una sociedad plural, donde hay una mezcla de culturas, religiones, razas e idiomas.  En la práctica, este tipo de sociedad, que se ha vuelto relativista, nos dice que nadie debe reivindicar el monopolio exclusivo de la verdad.En el ámbito del evangelio, esta tolerancia nos está llevando a que el cristianismo sea puesto al mismo nivel que el resto de religiones o creencias filosóficas.  Actuar de esta manera es hacer lo que es políticamente correcto y asumir que en este mundo traidor, nada es verdad ni mentira, todo depende del color del cristal con que se mira.  Pero …  ¿Es esta la validez que le debemos dar al Evangelio de Cristo?

  • 18- No tendrás dioses ajenos delante de mi B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​El hombre fue creado para adorar, por lo tanto, todos los hombres adoran, el problema está en qué es lo que adoran.Cuando alguna de las cosas de este mundo te atan de manera que te hace gastar tu tiempo, tu dinero, tu esfuerzo, cuando produce un cambio en tu conducta, es una señal inequívoca de que estás atrapado por la idolatría.   La tendencia natural del hombre es adorar sin límite de tiempo a esa esclavitud a la que el ídolo de su corazón le somete.

  • 19- Atendiendo al primer mandamiento B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​El verdadero amor a Dios y la obediencia a su Palabra ha sido el motor que ha expulsado el temor y la superstición haciendo posible el desarrollo en la vida del hombre.  Los avances tecnológicos, científicos y sociales que hoy tenemos en las sociedades occidentales, son debidos exclusivamente a la aplicación de las grandes doctrinas del evangelio en la vida de los hombres.   Pero esto tiene también su peligro, porque el hombre acaba pensando que todo este progreso es debido únicamente a su inteligencia, y quita al Dios que le dio todas estas cosas y capacidades, para ponerse a sí mismo como un dios. 

  • 20- La iglesia de Roma o la perversión de la verdad B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​No deja de sorprendernos la perversión con la que la Iglesia de Roma ha actuado delante de las Sagradas Escrituras para torcer la enseñanza capital de la voluntad de Dios para el hombre que está resumida en los diez mandamientos.  Así, el primero y segundo han desaparecido, el 4º, para ellos el 3º,  se amplía a todas las fiestas, como si Dios no hubiera dejado testimonio explícito en la Creación del por qué de este mandato, el 7, 8, y 10 ( 6, 7 y 10 para ellos) tienen añadidos y el 9 simplemente aparece por arte de magia para justificar que, efectivamente hay diez mandamientos, ya que al eliminar los dos primeros para poner uno solo en su lugar, les falta uno. No tenemos más que dar un ligero vistazo por los lugares de culto de la Iglesia de Roma para ver que, precisamente con la eliminación de esos dos primeros mandamientos, han llenado todos sus lugares de culto de idolatría blasfema.  Con el supuesto afán de ir mas lejos de lo que Dios ha revelado con precisión en su Palabra, han pervertido el mensaje de la Escritura,  arrojando a los brazos de Satanás a millones y millones de personas que han seguido sus herejes enseñanzas.

  • 21- Segundo mandamiento: no te harás imágen... B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​En el siglo IV, San Agustín, padre de la Iglesia, se burlaba de la lógica de los paganos que adoraban ídolos: “Hay un disputador que se considera docto, y dice: Yo no adoro esa piedra, ni a esa imagen, porque no tiene sentido; no adoro esta imagen; lo que hago es venerar lo que veo, y servir a quien no veo”.  “Al explicar así sus imágenes —añadió San Agustín—, se creen hábiles en la disputa, porque no adoran ídolos, y sin embargo adoran a diablos”  [Exposiciones sobre el Libro de los Salmos] por Agustín, Salmo xcvii 9).Aunque los católico-romanos no han vacilado en condenar la idolatría pagana, cuando se trata de sus imágenes suelen justificarlo precisamente con el mismo argumento que exponían los paganos. El mandamiento sigue siendo claro: "no te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que está arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra, no te inclinarás a ellas ni las honrarás, porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen...." Ex. 20: 4-5

  • 22- No te harás imagen ni ninguna semejanza... B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​El primer mandamiento se refiere al objeto de nuestra adoración, prohibiéndonos la adoración de dioses falsos, representados en ídolos.   El segundo mandamiento se refiere a la manera en la que esta adoración debe desarrollarse, prohibiéndonos adorar ni siquiera al Dios verdadero de manera indigna, es decir, representado en imágenes. A cualquiera le parecería algo absurdo fabricar una imagen de animal para adorarla, pero eso es exactamente lo que hicieron los Israelitas poco después de salir de Egipto: un becerro de oro.  La particularidad de esa imagen no es que fuera un dios falso, (lo cual atentaría contra el primer mandamiento) sino que, para ellos, esa imagen tallada representaba al Dios eterno, (lo cual atenta contra el segundo mandamiento).

  • 23- El 2º mandamiento en la historia B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Constantino descubrió que con la gran extensión del Imperio Romano, no todos accederían a renunciar a sus creencias religiosas ni abrazarían el cristianismo en su lugar. Astutamente,  Constantino permitió y promovió la “cristianización” de las creencias paganas.  Así nos encontramos el culto a Isis, el mitraísmo, el enotismo, y el cambio del Cesar Romano por el Obispo de Roma convertido en papa, que adquiere los títulos, honores y privilegios del Imperio.

  • 24- El segundo mandamiento y las artes B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​El puritano Thomas Watson nos recuerda que el primer mandamiento va dirigido contra la adoración de un dios falso, mientras que el segundo va dirigido en contra de la adoración del Dios verdadero de forma falsa. Tal y como nos dice el mandamiento, no se pueden hacer imágenes de ídolos ni del Señor representado bajo la figura de cualquier criatura.  Pero esto no quiere decir que el culto en Israel se celebrara sin imágenes en el sentido más amplio, como es el tabernáculo, el templo, el arca, las piedras puestas para conmemoración, el efod o la serpiente de bronce.  Todo esto ocupaba un lugar establecido por Dios para el pueblo de Israel.  Sin embargo su función era muy diferente a la inventada por los hombres para incurrir en la idolatría al acabar atribuyendo a los ídolos o a los objetos poderes divinos.

  • 25- Las bendiciones del 2º mandamiento B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Este segundo mandamiento lanza una amenaza.  Dice que visita la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que le aborrecen.  Dios no permite que su autoridad sea menospreciada o menoscabada, y esto ocurre cuando se asignan poderes divinos a los ídolos hechos de madera, de metal o de yeso.  Por esto, si alguien atribuye a los ídolos la majestad y gloria que sólo Dios tiene en sí mismo, El dice que su venganza llegará hasta los nietos y biznietos.  Pero por otra parte, promete su misericordia hasta mil generaciones sobre aquellos que guarden su ley.

  • 26- Tercer mandamiento: No tomarás el Nombre del Señor tu Dios en vano B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​El Señor se dio a sí mismo el Nombre de Creador, Redentor y Defensor de su pueblo.  Precisamente por esta razón se ha dado a conocer como YHVH.  Estas cuatro consonantes significan: Yo soy el que soy.El nombre de Jehová era la descripción del Dios que hizo un pacto con su pueblo.  Era la palabra que les recordaba el hecho de que eran un pueblo elegido con el que Dios había entrado en una relación especial  y al que habían prometido no abandonar jamás.  Para mostrar su reverencia ante este Nombre y para que sus enemigos no pudieran aprenderlo y ridiculizarlo, los israelitas se negaron a mencionarlo en voz alta cuando estuvieran leyendo la ley de Dios y en su lugar sustituyeron las vocales por las palabras corrientes usadas para amo o señor, que son las que usa un siervo.

  • 27- Tipos de blasfemia B. Lozano
    00:00 00:00:00

    Si vamos al motivo por el que los hombres blasfeman el Nombre de Dios, nos encontraremos con el hecho de que gran parte proviene del mundo cristiano.  Los que profesan ser cristianos, dan en ocasiones unas excelentes razones para que los impíos blasfemen contra Dios.  La vida del cristiano, cuando no está de acuerdo a la enseñanza bíblica, provoca rechazo, escándalo, burla o sarcasmo, por parte de los incrédulos.Si la evidencia del evangelio que tiene como su base más importante el amor entre creyentes, se rompe con las tan consabidas divisiones de iglesia, poco podemos hacer para que el testimonio no sufra.  Es una vergüenza para el evangelio que el lugar donde se ha de mantener la unidad, la paz, un mismo sentir, un mismo corazón, y un mismo propósito, se vea envuelta en turbios intereses de personas que rompen estos principios para satisfacer su orgullo y su egoísmo.

  • 28- La blasfemia en la predicación B. Lozano
    00:00 00:00:00

    No todo lo que escribió Pablo es difícil de entender, como decía Pedro (2 Ped. 3:16) pero sí que es difícil de aceptar. Si aquellos que se llaman creyentes no les gusta lo que enseña la Palabra de Dios, o directamente no están de acuerdo con los principios que allí se establecen, deberían abandonar la fe cristiana y marcharse, deberían evitar usar el nombre de cristianos, e irse a formar una asociación cultural o política que les represente de acuerdo a sus convicciones, pero que dejen en paz al verdadero evangelio, que es el que ha de ser predicado desde el pulpito, para llevar a los pecadores a los pies de Cristo.​

  • 29- Los juramentos B. Lozano
    00:00 00:00:00

    Muchos cristianos niegan rotundamente que se pueda jurar,  malinterpretando la enseñanza de Mateo 5 donde el Señor pone de manifiesto la falsedad de la interpretación que los escribas y fariseos hacían de la ley. Pero si esto fuera así, el tercer mandamiento no tendría sentido. Uno de los propósitos principales de la ley es controlar y hacer posible la convivencia .  La ley  restringe el mal natural que se encuentra en el corazón del hombre y le impone sus límites.  Por otra parte, para evitar hacer un uso indebido de los juramentos en la vida cotidiana y no tomar el nombre de Dios a la ligera, lo que hace la ley es restringirlo, pero para que pueda ser usado en asuntos importantes. El hacer un juramento es algo muy solemne, algo que hay que reservar sólo para las situaciones excepcionales o de importancia especial para la persona, para la comunidad o para la nación. 

  • 30- Implicaciones del 3er Mandamiento B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​El catecismo de Heidelberg nos dice que los juramentos confirman la fe y la verdad, y añade que lo puede exigir el gobierno, pero también la necesidad.    Calvino distingue entre juramentos públicos y privados.  Los juramentos públicos tienen que ver con el respeto a la legalidad y a la integridad que una persona tiene que asumir cuando va a ejercer un cargo público, mientras que el juramento privado entra dentro de la esfera más personal, donde también es licito jurar en ocasiones de necesidad.

  • 31- Cuarto mandamiento, el día de reposo B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Gén 2:3  Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación.Aquí vemos la institución de esta enseñanza.  Lo primero que encontramos es el momento histórico en el que fue instituido.  Después de la creación de todo lo que conocemos y que concluyó con la creación del hombre, Dios reposó al séptimo día, y mas aún, Dios bendijo el día séptimo y lo santificó.Dios instituyó el día de reposo desde el primer día  del hombre sobre la tierra, antes de la caída en el pecado.  Por tanto, esta institución no trata al hombre como pecador, sino como hombre, como criatura. Esto nos muestra que el Sabbat es tan antiguo como la creación.  No fue instituido en tiempos de Moisés, sino en el principio de los tiempos, en la misma creación, y de este modo Dios estaba legislando  a todo hombre, en todo lugar, de todas las épocas,  naciones tribus y lenguas,  a santificar este día, y quien no lo hace es culpable de transgresión de la ley.

  • 32- 3- El 4º Mandamiento: Su relación con la ley de Moisés B. Lozano
    00:00 00:00:00

    Históricamente, la Iglesia  ha hecho siempre la distinción entre las tres leyes que aparecen en la Escritura: la ley moral, (los diez mandamientos), la ceremonial y la civil. Cuando hablamos de la ley moral nos referimos a lo que Dios implantó en el corazón del hombre cuando fue creado en Edén.  Es cierto que los israelitas tenían sus leyes particulares, que eran las leyes ceremoniales y civiles, y aunque  las dos tienen su fuente en la ley moral,  no podemos mezclar los distintos tipos de leyes, porque la ley moral fue implantada en el corazón del hombre en la Creación, y fue confirmada por el mismo dedo de Dios, que la escribió en las tablas de piedra.  El día de reposo estaba incluído, junto con otros muchos días de reposo, en la ley ceremonial, que lo extráe de lo que está  explicitamente señalado en la ley moral.   Sin embargo, la ley ceremonial quedó abolida porque su propósito era enseñar al pueblo de Dios en simbolos lo que en Cristo serían realidades.   La ley moral es un reflejo del carácter inmutable de Dios, y por tanto no ha cambiado ni cambiará.  Esto hace que el cuarto mandamiento permanezca en vigor ya que fue instituido mucho antes de que la ley fuese dada a Moisés en Sinaí.  Este mandamiento fue instituido en la Creación.Gén 2:3  Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación.

  • 33- El 4º Mandamiento: Estableciendo el día para adorar B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​ En este mandamiento nos encontramos una introducción importante: Acuérdate del día de reposo para santificarlo.  Este mandamiento tiene un preámbulo y no puede ser obedecido a menos que planifiquemos nuestro tiempo recordando la llegada de éste día y su naturaleza especial.  El énfasis del mandamiento recae en tres palabras clave: DÍA, REPOSO, SANTO.  Sobresale el hecho de que se trata de un día, no de unas cuantas horas que son las que duran los cultos de adoración pública. Muchos no tienen en cuenta este aspecto y consideran que guardan el día del Señor únicamente porque van al culto.  Esto es necesario, pero no es suficiente.  El día de reposo es un día en el que debemos reposar de nuestras labores cotidianas para dedicarlo a nuestro Dios.  No está circunscrito únicamente al culto público, sino a todas las actividades piadosas que hemos de desarrollar en este día.

  • 34- Guardar el día de reposo: un asunto de fe B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​  Éxo 34:21  Seis días trabajarás, mas en el séptimo día descansarás; aun en la arada y en la siega, descansarás.La enseñanza que está detras de este texto nos dice  que aun en el tiempo más ocupado del año, cuando el trabajo requiere nuestra máxima atención, tenemos el deber de guardar el día de reposo.  En el caso de una sociedad agrícola se demanda la atención para el día del Señor a pesar de que la cosecha esté en el campo lista para ser recogida. Incluso en esa situación, debían hacer un alto en sus tareas. Aplicando el principio a nuestra situación podemos deducir que  nos puede hacer falta trabajar algunas horas extra para sacar un dinerito el día de reposo, porque pagan el doble que un día normal.  O en el caso de un comerciante el hecho de abrir su negocio en el día del Señor le supone que va a incrementar las ventas, porque hay mucha gente que se dedica explícitamente el día del Señor a ir de compras.  El mensaje que se está transmitiendo con esta conducta es que no es el día del Señor, es el día del comerciante.  Puede ser también el caso del estudiante que usa el día del Señor para preparar sus exámenes, pero Dios dice: en el tiempo de la siega descansaras. Lo que sobresale en esta enseñanza, la lección más importante que se manifiesta es que guardar el día de reposo es un asunto de fe. 

  • 35- Guardar el día de reposo: Un deber para el hombre como hombre B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Una razón evidente para entender que este mandamiento forma parte de la ley moral y que la ha de obedecer todo hombre la encontramos en el mismo pueblo de Israel donde vemos cómo aun los extranjeros estaban obligados a guardar esta ordenanza.  El mismo mandamiento es muy preciso: No harás en él obra alguna, tu, ni tu hijo, ni tu sierva, ni tu criado, ni tu bestia, ni tu extranjero….   Todos estaban incluidos en este mandamiento, y la razón es que es una ley moral dada por Dios para el hombre como hombre, no únicamente para el hebreo.  Todo hombre está obligado a someterse en obediencia a la ley. Sin embargo,  en las leyes ceremoniales que Dios había dado para el hebreo, esto no ocurría.  La Pascua era una festividad marcada por la ley ceremonial para el hebreo. Era un sacrilegio que un extranjero participara de la pascua.  Éxo 12:43  Y Jehová dijo a Moisés y a Aarón: Esta es la ordenanza de la pascua; ningún extraño comerá de ella. Éxo 12:45  El extranjero y el jornalero no comerán de ella.  Los extranjeros estaban excluidos de la fiesta de la pascua,(ley ceremonial)  pero no del día de reposo, (ley moral).  Dios instituyo el día de reposo como un beneficio para el hombre como hombre.Mar 2:27  También les dijo: El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo.   Y la palabra hombre que utiliza aquí el Señor es usada en sentido genérico, como una referencia a la raza humana.  El día de reposo es un beneficio que Dios ha concedido a todo el género humano. No está hablando del judío, está hablando del hombre.

  • 36- La carga de la tradición en el día de reposo B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Cristo no se sometió a las disposiciones que los rabinos habían impuesto referentes al cuarto mandamiento, sino que puso de manifiesto su oposición a las tradiciones humanas, tradiciones que se guardaban como si fueran mandamientos divinos, cuando en realidad solo eran mandamientos de hombres.  Hoy estamos en la antítesis de aquella posición. Las tradiciones de los hombres y la corriente dle mundo lleva a muchos a dejar este mandamiento en el olvido, como si no hubiera sido Dios mismo quien lo instituyó en la Creación y Quien lo ratificó en el cuarto mandamiento, el cual fue corroborado por Cristo y enseñando con firmeza en la era apostólica.   Por tanto,....  ¿Cual es la razón por la que el que se llama pueblo de Dios en nuestros dias haya echado en el pozo del olvido un mandamiento de la ley de Dios, violándolo de esta manera?

  • 37- El cuarto mandamiento y el cambio de día B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​El hecho de que Dios haya señalado un día para los creyentes del Antiguo Pacto, que era el séptimo, y otro distinto para los creyentes del Nuevo Pacto, que es el primero de la semana, en nada atenta contra la esencia de este mandamiento.Pero ¿Qué argumentos tenemos para comprender el cambio del último día de la semana, al primero? 1.- Cristo resucitó el primer día de la semana.  Y no es casualidad que Cristo resucitase ese día.  Del mismo modo que el último día de la semana había señalado la finalización de la Creación, el primer día de la semana se convierte en la consumación de la Redención.2.- Cristo apareció a sus discípulos en ese día y no en otro. 3.- El Espíritu Santo fue derramado el primer día de la semana.   4.- En el Antiguo Testamento  ya encontramos algunos indicios que nos muestran que este día iba a ser cambiado Sal 118:22-245.- Esta es una enseñanza que aprendemos de los apóstoles, por esto la iglesia se llama apostólica, y son ellos los que ratifican el hecho de que permanece la obligación de apartar un día de cada siete para la adoración a Dios, una adoración tanto pública como privada. Y este día pasa a ser el primer día de la semana en el que se reúne el pueblo de Dios para adorar su Nombre, para escuchar la Palabra predicada, para partir el pan, para las ofrendas y para las oraciones.El día del Señor, como se cita en la epoca apostolica al primer día de la semana,  es un testimonio de que Cristo ha acabado con su obra de Redención, al igual que el séptimo día era un testimonio de que la obra de la Creación había concluido.   

  • 38- Fundamentos para el cambio de día B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​La iglesia acostumbraba a congregarse el primer día de la semana según se nos muestra en los relatos del libro de los Hechos, pero además en Corinto vemos otras normas reguladoras del día de adoración definido en el primer día de la semana:  Se predicaba, se alababa a Dios, se oraba, se participaba de la cena del Señor y se ponían los diezmos y ofrendas.  Todo esto se hacía el primer día de la semana.   Estas normas eran generales para todas las Iglesias cristianas que se estaban formando, por eso le dice a la Iglesia de Corinto: haced vosotros también de la manera que  ordené en las Iglesias de Galacia.  (1 Cor 16:1)Estas dos iglesias pertenecían a dos Continentes distintos, y en ambas iglesias se enseña el mismo principio: El día designado para que el pueblo de Dios se reúna  y los elementos que intervienen en la adoración pública en este preciso día.  

  • 39- El día de reposo derribado.... por la Iglesia B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​ En la medida en que el libro de Génesis ha ido quedando relegado de las muchas y grandes verdades que enseña, porque ha sido la propia iglesia quien lo ha marginado uniéndose a la corriente social, en esa misma medida se debilita la Iglesia y la fe de los creyentes.  El día del Señor se menosprecia, porque choca frontalmente con la forma de vida que le gusta a la carne. La iglesia, en vez de dedicarse a enseñar sana doctrina, persigue congraciarse con el mundo en el que le ha tocado vivir, ocultando la grandeza de la Ley, y se ampara en el buenismo y en la moda social que le rodea para ir en contra de los valores esenciales del Cristianismo y el fundamento de la fe.  En vez de enfrentarse para proclamar la verdadera libertad que está en Cristo, se une a la moda social del buenismo, y juntos comparten camino y objetivos.   Si la sociedad en la que vivimos ha determinado que Génesis es un libro de fabulas, la iglesia lo cree también  y de este modo desecha la Palabra de Dios para aceptar la palabra de este mundo.  ¡qué familiar nos resulta esta escena, copia idéntica de lo que hizo Eva al escuchar a quien no debía y tomar del fruto prohibido!  ...  todos sabemos las consecuencias... 

  • 40- El verdadero reposo B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Heb.4:9 Por tanto queda un reposo para el pueblo de Dios.  Algunos pensaran que el autor se refiere al reposo final en los cielos, pero no es así en este preciso versículo.  Aquí se nos enseña que a la vez que esperamos el reposo final, también permanece la obligación de guardar un día de reposo que prefigura aquel reposo eterno. La palabra reposo aparece doce veces en este pasaje, desde 3:11 hasta 4:11, y siempre se usa la palabra griega katapausim.  Pero la palabra que aparece en 4:9 es distinta, es la única vez que aparece en el NT. El autor viene hablando de un reposo, y lo menciona de forma continuada, pero de repente llega el ver. 9, Por tanto queda un reposo para el pueblo de Dios,  y aunque en español se ha usado la misma palabra,  en el original es "sabatismos".  Él está diciendo: Por cuanto no hemos llegado a ese reposo, todavía queda un sabatismos para el pueblo de Dios.  El autor no dice falta un reposo, sino permanece un reposo.   Con esto se está transmitiendo la idea de que es un reposo que ya estaba constituido y que todavía permanece en vigor. La idea fundamental del texto es esta: No hemos llegado aún al reposo que nos espera, por tanto, queda todavía un día de reposo para el pueblo de Dios, el cual prefigura nuestro reposo final.   En el cielo tendremos un reposo eterno, pero aún no hemos llegado allí.  En este sentido, el reposo semanal que nosotros observamos, es una especie de promesa o anticipo  de lo que será nuestro reposo final.  Cada día de reposo es un recordatorio de la obra de Cristo para el pueblo de Dios.  

  • 41- Consideraciones sobre el cambio de día B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Hay una diferencia importante entre el pueblo de Dios en el Antiguo Pacto  y el pueblo de Dios en el Nuevo Pacto.  El AP se centraba básicamente en la nación de Israel.   Era un pueblo concreto, en un lugar geográfico concreto, bajo circunstancias concretas.  Ellos guardaban el día de reposo de puesta de sol a puesta de sol sin mayores problemas.  Pero en el NP encontramos a una multitud de todo pueblo, lengua y nación a lo largo de toda la tierra,  tal y como Dios había profetizado desde el principio.  Gál 3:8  Y la Escritura, previendo que Dios había de justificar por la fe a los gentiles, dio de antemano la buena nueva a Abraham, diciendo: En ti serán benditas todas las naciones.Era algo conocido para el pueblo de Israel que llegaría un tiempo cuando la adoración a Dios sería universal y no solo centrada en Israel, por esto la universalidad del evangelio exige que se pueda adorar universalmente, aún en aquellos lugares donde el sol se pone a las doce de la noche, o como en el polo norte que el día dura 6 meses.    ¿Cómo se podría llevar a cabo esta adoración universal alrededor del mundo?  ¿De qué hora a qué hora es el día de reposo y cómo observarlo cuando las horas difieren dependiendo del lugar del mundo en el que estés?  Esto no ocurría en el AP, porque solo estaba el pueblo de Israel en un determinado lugar geográfico.   Pero ahora no es así....

  • 42- Principios para su correcta observancia B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​¿Cómo debemos guardar el día de reposo?  El mandamiento se inicia con una observación para planificar el tiempo: "Acuérdate del día de reposo para santificarlo"  Esto no implica únicamente que apartes el tiempo, sino también que te prepares para tus obligaciones como parte del cuerpo de Cristo.  ¿Has orado para que en este día puedas ser bendecido con la buena Palabra de Dios? ¿Has orado por tus hermanos que se están congregando también para que Dios muestre su misericordia y su verdad en medio de su Pueblo?  ¿Has orado por el predicador para que Dios le de Palabra viva y que el Espíritu Santo  pueda usar esa Palabra y aplicarla con poder al corazón de los oyentes?  ¿Has orado por tí mismo, para ser de ejemplo y edificación a los hermanos y que puedas alentar y edificar al pueblo de Dios con tu buena disposición y afecto?  ¿Has orado por todo esto?  Porque si no lo has hecho, ¿cómo piensas que Dios puede bendecirte y que seas de bendición?.

  • 43- Concluyendo el 4 Mandamiento B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Hoy recordamos que Cristo tomó el lugar del culpable delante de la Ley, que fue mi sustituto, pagando con su vida la pena impuesta por la Ley sobre mí por mi desobediencia, a fin de que yo fuese declarado libre.  Este es un día bendito, es un día Santo, en el que Dios nos convoca como pueblo suyo para celebrar la gran salvación que en Cristo nos ha sido dada. Hoy recordamos que estando muertos en nuestros delitos, Dios tuvo misericordia de nosotros  y nos dio un gran Salvador, que entregó su vida a la muerte, para que yo, que soy digno de muerte, tuviera la vida.  Este es el día para recordar el gran amor de Dios para mi. Es el día de la Victoria de nuestro Gran Dios y Salvador Jesucristo.

  • 44- El 5º Mandamiento: honra a tu padre y a tu madre B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​El quinto mandamiento pone el énfasis en la unidad fundamental de la sociedad: la familia.Explícitamente el mandamiento dice: honra a tu padre y a tu madre.  Es en el hogar donde Dios ha establecido que se impartan los principios de autoridad, la enseñanza moral y los principios y valores que han de regir la vida de los niños cuando sean adultos.  Este papel no le ha sido dado al Estado, no le ha sido dado al colegio, no le ha sido dado a las instituciones, ni siquiera le ha sido dado a los abuelos, sino que le ha sido dado al padre y a la madre.  A ambos por igual.  Los dos tienen la responsabilidad de criar a sus hijos en el temor del Señor, y por esa responsabilidad que les ha sido dada tendrán que dar cuenta en el día del juicio.  

  • 45- El papel de los padres ante el 5 Mandamiento B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​En nuestros días, los padres no ejercen una guía ni dirección correcta. No son los niños los que obedecen a los padres, sino los padres quienes obedecen a los niños.  Si lo que se quiere es formar a un verdadero déspota, a un ingrato, a alguien sin afecto natural, alguien que esté inmerso en el cuadro que nos detalla el apóstol Pablo en Romanos 1, lo está consiguiendo. Por esa razón es tan importante el papel que la Escritura asigna a la familia en la formación de los niños, y la responsabilidad que recae sobre los padres en cuanto a su educación moral.   Las familias en desorden, crean comunidades en desorden.  Pero una familia en orden, temerosa de Dios es un gran apoyo al ministerio de la Iglesia ya que contribuye para cumplir con nuestra responsabilidad de ser columna  y baluarte de la verdad.

  • 46- Enseñando la obediencia a los niños B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Este mandamiento no está ubicado en el quinto lugar de forma aleatoria, sino que ocupa el lugar central de la tabla donde se inicia la relación del hombre con sus semejantes. Este es el único mandamiento con promesa, para esta vida y para la próxima.El que ocupe un lugar central nos indica que sin la adecuada obediencia a este mandamiento, no se pueden obedecer los cuatro primeros ni tampoco los cinco últimos. Si la enseñanza en el hogar, en el seno familiar, desparece, con ella se van también todas las capacitaciones que pueden hacer a una persona que madure en todas las áreas de su vida y conozca la relación que existe entre Dios, el Creador, y el hombre, su criatura.  La relación entre el hombre pecador y el Dios Salvador.

  • 47- Moldeando el carácter del niño B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Cuando nuestros hijos son desobedientes  hay que tener en cuenta que no es la severidad de la corrección lo que va a producir la obediencia, la cual ocurre cuando ya se colma el vaso y estallamos en furia, sino que los resultados de la obediencia se producen ante la certeza que el niño tiene de que habrá disciplina.Si el niño no tiene la certeza de la disciplina porque sus padres son indulgentes o perezosos, el niño seguirá siendo desobediente, porque no hay ninguna razón para dejar de serlo.  Él marca su propio camino y sus padres no hacen nada para evitarlo, por lo cual son los padres mismos los que están estableciendo esa pauta de conducta y están mostrándole a su hijo que la mejor opción es desobedecer. 

  • 48- Equipando al niño para la obediencia B. Lozano
    00:00 00:00:00

    Serie predicada: Los diez mandamientos.  Correspondencia:  5º Mandamiento: Honrarás a tu padre y a tu madre.​No podemos olvidar que todo ser humano que viene a este mundo trae en sí mismo una naturaleza corrupta.  Nuestros hijos nacen con una inclinación hacia el mal, por lo que si les dejamos escoger por ellos mismos, siempre escogerán lo malo.Es por esta razón que si queremos tratar con sabiduría a nuestros hijos no los podemos dejar que se guíen por su propia voluntad.  Tenemos que pensar por ellos, juzgar por ellos  y guiarles a actuar por ellos, tal y como lo tendríamos que hacer si guiásemos a un ciego, pero en ningún caso podemos dejarlos que anden según sus deseos.

  • 49- Honrarás padre y madre B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​¿Cómo se honra a los padres?  Amándoles y obedeciéndoles, pero esto se debe reflejar no sólo en la conducta, sino también en la actitud hacia ellos.  Es lo que se piensa de ellos, la forma en la que nos relacionamos, cómo nos comportamos con ellos, cómo les hablamos a ellos o hablamos de ellos. Si los hijos aprenden a honrar a sus padres en el entorno del hogar, podrán también respetar y honrar a los miembros de la sociedad en la que viven.  En caso contrario... el caos en la sociedad está a la puerta y la prosperidad de la nación no existirá.Prov 1:8  Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre,  Y no desprecies la dirección de tu madre;  Pro 1:9  Porque adorno de gracia serán a tu cabeza,  Y collares a tu cuello.

  • 50- La influencia social B. Lozano
    00:00 00:00:00

    Los diez mandamientos: 5º Mandamiento  Ex. 20:12   Honra a tu padre​ y a tu madre.El mandato de Pablo en Efesios es: 'Hijos, obedeced a vuestros padres'. Y luego les recuerda el mandamiento, 'Honra a tu padre y a tu madre'.   Una vez más tenemos algo que distingue al cristiano del pagano.  En estos asuntos los paganos no relacionaban a la madre con el padre, sino que hablaban solamente del padre. Pero, la posición cristiana,  tal como fue dada en los mandamientos, pone a la madre junto al padre. El mandamiento es que los hijos deben obedecer a sus padres, y la palabra 'obedecer' significa amarles y honrarles,  significa no sólo escucharles, sino prestar atención comprendiendo que se está bajo su autoridad, prestar atención 'en sumisión'.   Sumiso es aquel está esperando un mandato, y no sólo escucha, sino reconoce su posición de subordinado y entonces procede a poner en práctica el mandato recibido.

  • 51- Porque esto es justo B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Serie de sermones sobre los diez mandamientos.  5º Mandamiento:  honrarás a tu padre y a tu madre.Cuando consideramos las razones del apóstol para darnos este mandamiento, la primera que expone es: 'Porque esto es justo'. Es decir, es bueno para todos. Es lo razonable.  Esta apelación que hace Pablo a la justicia, la entendemos en dos sentidos: es lo que se espera de una manera natural y es lo que establece la ley.   Pablo está retrocediendo al orden de la creación establecido en el libro de Génesis. Nuevamente vemos la importancia y pertinencia del primer libro de la Biblia, tan menospreciado por los propios cristianos.   Si quitamos el libro de Génesis nos quedamos faltos de todo lo necesario para comprender al hombre, su relación con el entorno y su relación con Dios. 

  • 52- La disciplina B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Serie sobre los diez Mandamientos: 5º Mandamiento: honrarás a tu padre y a tu madre.La sociedad de nuestros días huye de cualquier concepto que tenga que ver  con la disciplina. Este espíritu es característico de un período de decadencia. Lo que importa es satisfacer los deseos mediante los deportes, la bebida, las drogas, el ociio sin control, el culto al cuerpo, y todo esto se ha impuesto en la sociedad  como su religión más especial.  Esta es la idolatría social que nos envuelve.A esto le sumamos que los medios de manipulación masiva evitan que cada uno piense por sí mismo.  Ellos son los que piensan por la gente y la gente se sienta a escucharles asintiendo a sus palabras. Esta es una de las manifestaciones de la crisis en la autodisciplina.

  • 53- Aplicando doctrinas en el hogar B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Serie predicada:  Los diez mandamientos.   Éxodo 20:12Todos los conceptos modernos, según los cuales el hombre es esencialmente bueno, son consecuencia de un rechazo de la doctrina bíblica del pecado. La Escritura nos muestra la realidad (que se puede evidenciar con los hechos) de que el hombre es un rebelde, no quiere someterse a la ley, es insensible a la verdad, no desea que prevalezca la justicia cuando se interpone a sus intereses, y no acepta la disciplina.  Una deficiente enseñanza bíblica, una iglesia mediocre que no enseñe todo el consejo de Dios, dejarse arrastrar por la moda social del momento, hace estragos en la familia y en la aplicación del método establecido por Dios para guiar a los más pequeños.

  • 54- Ejerciendo la disciplina correcta B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Los diez Mandamientos:  Quinto mandamiento:  Honrarás a tu padre y a tu madre.Cuando los hijos atentan contra este quinto mandamiento, ¿Cual es el deber de los padres?  ¿Cómo se debe administrar la disciplina?  No hay ninguna duda sobre la necesidad de la disciplina y que necesariamente debe ser ejercida. Pero, ¿cómo se hace? Es aquí donde llega la confusión.

  • 55- Cómo educar a los hijos B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Exposiciones sobre los diez mandamientos:  V Mandamiento.  Exodo 20:12En la aplicación de la disciplina está incluido todo el proceso de cultivar la mente y el espíritu, los principios y el comportamiento moral del niño. Esa es nuestra tarea, a la que se añade,  como algo prioritario, que los hijos deben ser criados en el conocimiento del Señor Jesucristo como Salvador y Señor.La segunda palabra, 'amonestación', hace más bien referencia a los consejos que se dan para evitar males futuros y consecuencias desagradables que se darán si el niño no atiende a la voz de sus padres.

  • 56- La autoridad civil B. Lozano
    00:00 00:00:00

    Serie: Los diez Mandamientos.  V Mandamiento: honrarás a tu padre y a tu madre.​No podríamos entender claramente este quinto mandamiento si no diéramos un lugar para establecer los principios de autoridad que en él se implantan. Al exponernos ante estos principios de autoridad, debemos también derivar estas enseñanzas hacia otros ámbitos de autoridad que encontramos en las Escrituras. Esto es lo que encontramos en Romanos 13, en 2 Pedro 2 y en otros textos respecto a los asuntos que conciernen a la autoridad civil.

  • 57- La autoridad pastoral B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Estudios sobre los diez mandamientos.  V Mandamiento: honrarás a tu padre y a tu madre.No solo nos encontramos en este mandamiento la enseñanza directa para el respeto y la honra hacia los padres, sino que de él también se derivan principios que tienen que ver con la autoridad civil, de la que ya hemos hablado, y de la autoridad pastoral, de la que  hoy vamos a hablar.  En nuestros días, hablar de la autoridad pastoral casi parece un cuento de risa, pero según la Escritura esto no es así en absoluto.

  • 58- VI Mandamiento: no matarás. Introducción B. Lozano
    00:00 00:00:00

    El hecho de que en la creación del hombre Dios participase activamente al tomar polvo de la tierra, moldeándolo con sus manos y poniendo sobre él aliento de vida, nos muestra la especial atención que  ​Dios prestó al hombre, cosa que no hizo con el resto de la Creación. Dios hizo al hombre con un cuerpo, pero también con un alma.  Debemos enseñar no sólo que el hombre tiene alma, sino que es importante que sepa que la tiene, porque esto va a ser trascendental para su concepto de la vida. ¿Qué quiere decir la Biblia cuando afirma que tengo alma? Ante todo quiere decir que la mente o la conciencia es algo diferente del cerebro.  No es sólo que dentro de mí se da el pensamiento, sino que yo pienso.    Ese misterio lo proclama la Biblia cuando nos dice:  "Y creó Dios al hombre a su imagen". 

  • 59- Aspectos colaterales del VI Mandamiento B. Lozano
    00:00 00:00:00

    Al hombre le ha sido dado el dominio sobre la creación, pero ha de ser responsable en administrar lo que Dios le ha conferido.  Tiene que usar los recursos naturales con sentido común y para  su bienestar, cuidándose de que no ha recibido un cheque en blanco.

  • 60- No matarás, en el sentido físico B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Una persona que asesina a otra, no solo destruye una vida que ha sido hecha a la imagen y semejanza de su Creador, sino que también le quita a Dios parte de su alabanza, y a la vez menosprecia su obra.  Es un atentado contra Dios mismo.  Por esta razón la Ley establece que aquel hombre que matare a su prójimo, creado a la imagen y semejanza de Dios, esta persona deba pagar con su misma vida ese crimen:Gén 9:6  El que derramare sangre de hombre,  por el hombre su sangre será derramada; porque a imagen de Dios es hecho el hombre.

  • 61- No matarás. Casuística B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​El mismo Dios que instituyó este mandamiento de “no matarás” es quien ejecutó a su propio Hijo para satisfacer la justicia divina.  El mismo Dios que proclamó la vigencia de estos mandamientos en Sinaí, acto seguido envió a su pueblo a acabar con las naciones que estaban en Canaán.  Si este mandamiento se pudiera tomar en sentido estricto, rompería toda la unidad de la Escritura en cuanto al resto de enseñanzas que dan autoridad al gobierno civil para establecer la justicia y aplicar la ley.

  • 62- No matarás, en sentido personal B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​En Mateo 5 nos encontramos de qué manera la ley había sido pervertida.  Los fariseos decían:  No matarás, y cualquiera que matare será culpable de juicio.   La pregunta que nos debemos hacer es: ¿Estaban en lo cierto con lo que exponían? Ellos tomaban su base en el mandamiento de Éxodo 20: 13 y en las ordenanzas de Núm 35:30  Cualquiera que diere muerte a alguno, por dicho de testigos morirá el homicida.   Efectivamente estaban en lo cierto con su afirmación, pero eso no es lo que decía el mandamiento, porque al unir estas dos cosas, habían reducido su aplicación estrictamente a un solo asunto: cometer homicidio en el sentido físico, debilitando así el alcance y el espíritu del mandamiento.  

  • 63- No matarás en sentido espiritual B. Lozano
    00:00 00:00:00

    Estudios sobre los X mandamientos.   No matarás  Ex 20:13​¿Dónde pueden levantarse personas con el propósito de falsear el mensaje del evangelio? La respuesta es muy simple: En medio del pueblo de Dios.  Estos falsos maestros pueden ser comparados a terroristas espirituales.  El homicidio espiritual trae como resultado la perdición eterna, y esto lo sitúa en la forma más grave de atentar contra el VI mandamiento.

  • 64- El VI mandamiento y la guerra B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​El siglo XIX trajo consigo un  gran desarrollo técnico y científico que hizo creer al hombre que había llegado una nueva época también en lo moral.  Los movimientos pacifistas usaron esta influencia para dar la idea de que una gran época en la vida del hombre había comenzado. Con esto en mente, en 1898 tuvo lugar la primera conferencia internacional de paz en la Haya. En 1907 la segunda.  En 1914, cuando se terminó de construir el Palacio de la paz, se celebró la tercera.  Representantes de numerosas naciones se dieron cita para celebrar la nueva era en la humanidad: " El fin de las guerras".  Ese mismo año se inició la primera guerra mundial.   Todo el buenismo acabó en un momento. ¿Realmente el hombre ha progresado en lo moral?

  • 65- El VI Mandamiento y la conciencia B. Lozano
    00:00 00:00:00

    Aún cuando el creyente esté en una posición de autoridad en el gobierno civil, puede encontrarse con el hecho de que es ineludible entrar en guerra.  Esto presenta problemas de conciencia, pero  también para el ciudadano de a pie, que es creyente.  ¿Qué puede hacer el  cristiano cuando el gobierno legítimo le llama a filas?En primer lugar tenemos que recordar que recae sobre todo ciudadano, por principio bíblico, el obedecer a su gobierno.  No es competencia de los ciudadanos decidir si tienen que obedecer o no. Pero hay un segundo factor a tener en cuenta, y es que la autoridad del gobierno sobre los ciudadanos no es absoluta, sino que está sujeta a limitaciones.

  • 66- VII Mandamiento: No cometerás adulterio B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Podríamos definir el adulterio como la relación sexual de una persona que está casada con otra que no es su cónyuge.  Para Dios, el matrimonio y la familia son de importancia vital y constituyen el contrato de mayor alcance entre los seres humanos.  El resto de contactos sexuales es definido como fornicación, pero este mandamiento alcanza en su extensión a una muy variada red de aspectos que están implicados.

  • 67- VII Mandamiento: en sentido mental B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Ex 20: 14 No cometerás adulterio:  El adulterio comienza en el corazón, con los deseos desordenados; y sigue su camino hacia la mente, a la que tiene que someter para que pueda justificar su acción y no considerarla tan terrible como es, por lo tanto hay una labor importante de racionalizar y justificar la violación de este séptimo punto de la Ley. Es por esta razón que el Señor exige que nos abstengamos aún de los deseos y los pensamientos que conducen al acto físico.  La explicación que Cristo da de este mandamiento en Mat 5:27-28 prohíbe todos los distintos tipos de fantasías sexuales, que contribuyen a cometer el adulterio mental o la fornicación.

  • 68- VII Mandamiento en sentido espiritual B. Lozano
    00:00 00:00:00

    El séptimo mandamiento exige que seamos fieles a nuestra relación matrimonial, pero también implica fidelidad a nuestras amistades, fidelidad a nuestra iglesia y principalmente, fidelidad a nuestra relación con el Señor.   Si no somos fieles a Cristo, de forma automática, la infidelidad se hará caer sobre el resto de las relaciones que mantenemos, lo cual nos hace culpables de adulterio espiritual.

  • 69- El VII Mandamiento y el divorcio B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Cuando un hombre y una mujer se unen, no solo les afecta a ellos, sino que afecta a la comunidad en la que viven y a la iglesia.  La unión matrimonial implica derechos y deberes respecto a Dios y delante de los hombres.  La comunidad donde uno  vive, la familia, la iglesia, son testigos de esa unión.  Hay un compromiso de los esposos delante de testigos que presencian esa unión.  Por lo tanto, hay un compromiso también delante de Dios que queda plasmado legalmente por  el gobierno civil, que es la estructura de autoridad que Dios ha puesto para la sociedad en la que vivimos. 

  • 70- La poligamia B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Hay que considerar que en los escritos de los apóstoles, ya se subraya la doctrina establecida en la creación y que va a tener transcendencia en todo el mundo occidental, y es que el hombre debe ser marido de una sola mujer, en contra de lo que se practicaba en el entorno cultural de los israelitas y en el resto de países de ámbito pagano.  Esta doctrina llega hasta  nuestros días, por la influencia del evangelio, donde podemos ver cómo se legisla y se practica que el hombre es marido de una sola mujer.

  • 71- VIII mandamiento: no hurtarás B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​​El mandamiento enseña que no debemos tomar de forma injusta lo que pertenece a otros.  Podemos recibir lo que otros nos ofrecen voluntariamente como un regalo, o como una ayuda en tiempos de necesidad, pero no podemos quitarles sus posesiones, aunque tengan muchas, ni tampoco usar la fuerza para arrebatarles lo que les pertenece,  ni mediante engaños procurar obtener sus bienes o servicios, ni tampoco quitarles sus derechos como personas.

  • 72- No hurtarás ... a Dios B. Lozano
    00:00 00:00:00

    Estudios sobre los X mandamientos:  VIII No hurtarás.   ¿Qué nos enseña este mandamiento?  Que el hurto a Dios es un pecado con consecuencias gravísimas para la extensión del evangelio, que tengamos cuidado con robarle a Dios su honor, cuidado con robarle a Dios los medios que ha establecido para mantener el ministerio impidiendo cumplir con el propósito que tenemos como Iglesia.

  • 73- Robar el corazón B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Estudios sobre los X Mandamientos. VIII mandamiento:  NO HURTARÁS.  No todos los robos son físicos, también los hay sentimentales. Son enormemente sutiles y tienen que ver con: “robar el corazón”.  Esta es una forma de esclavitud en la que la persona no se da cuenta de que es esclavizada.  Para ello se usan métodos de manipulación para dominar a la mente por medio de los sentimientos,  y someterla. Ese es el método de algunas organizaciones políticas y de las sectas.  Su objetivo: los jóvenes.

  • 74- No hurtarás... en sentido espiritual B. Lozano
    00:00 00:00:00

    Muchos son aquellos que pertenecen a la membresía de una Iglesia, en la que reciben todos los beneficios, todos los privilegios espirituales, todas las atenciones y esfuerzos, pero no dan nada a cambio.  Retienen lo que están obligados a dar, lo cual los convierte en ladrones espirituales. Siempre están demandando, siempre manteniendo un espíritu de crítica, siempre exigiendo, pero nunca dando. ¿Cuales son las causas de esta conducta?   Tenemos que decir que, normalmente, es una característica de la inmadurez, aunque la persona lleve decenas de años en el evangelio.  En otros casos, es una evidencia contundente de que no ha habido conversión.

  • 75- VIII Mandamiento ... concluyendo B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Cuando Dios puso a Adán en Edén, le dio la orden de que lo guardara y lo labrase, aún antes de que hubiera caído por su desobediencia.  Esta fue la primera ley que tenía que ver con la propiedad.  Esta ley reconoce que algunos tienen más y otros tienen menos, pero todos sin excepción tienen algo, por poco que sea.  Arrebatar esa propiedad a su dueño legítimo supone violar el derecho que Dios le ha dado a cada individuo de poseer lo que es suyo. 

  • 76- IX Mandamiento: No hablarás contra tu prójimo falso testimonio B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​El aspecto principal que presenta este mandamiento va dirigido a la práctica de la justicia establecida en un tribunal ante el que hay que dar un testimonio por parte de alguna persona hacia otra.  Por alcance, este mandamiento va referido al engaño, al fraude, a la calumnia, a los chismes, a las adulaciones, a los halagos, a las medias verdades, a las insinuaciones que crean sospechas, al silencio cuando no hay que callar, a las exageraciones, etc...     El denominador común en toda esta lista es que hay algo que no es cierto, y que atenta contra el mandamiento. 

  • 77- El IX mandamiento y la mentira B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​La base del noveno mandamiento es la verdad de Dios y su veracidad. Porque Dios es veraz, es por lo que Legisla de acuerdo a su carácter moral.  El hombre que es su criatura no tiene ningún derecho a eliminar la Ley del Creador.   La revelación que Él nos ha dado de sí mismo en las Escrituras testifica y manifiesta que su Palabra es verdadera, y que cumple siempre el propósito para el que fue enviada. 

  • 78- El IX mandamiento y el prójimo B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Podemos unir este mandamiento con el tercero y veremos  como en los dos están involucrados el nombre y la reputación.  Ambos nos llevan al hecho de que hay testigos falsos.  El tercer mandamiento nos habla del  ataque al Nombre de Dios cuando se usa de forma vana, o cuando falsamente se jura en su Nombre.  El noveno mandamiento trata del ataque al nombre de nuestro prójimo.

  • 79- .... juzgando B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Las Escrituras nos muestran muy claramente que hay que ejercer el juicio en el ámbito de la iglesia. La Iglesia tiene el deber y la responsabilidad de aplicar la disciplina a sus miembros cuando haya algún desorden en la conducta, cuando haya un mal testimonio o cuando se atente contra alguno de los 10 mandamientos.  Si no podemos juzgar, no podemos impartir disciplina en la Iglesia, y la disciplina es tan necesaria como la doctrina.  Necesitamos ser instruidos y necesitamos ser corregidos.

  • 80- Resolviendo un conflicto B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Los comentaristas en general están de acuerdo al decir que el noveno mandamiento, «No hablaras contra tu prójimo falso testimonio» (Ex 20:16),  no quiere decir: «En todo momento y bajo cualquier circunstancia debes decir la verdad a todos los hombres que te pregunten algo». En este sentido, muchos comentaristas están de acuerdo en decir que en ocasiones muy  excepcionales, el noveno mandamiento no descarta todo tipo de engaño. Por ejemplo: en la guerra, en la protección de la vida, o como fue el caso de Rahab con los espías, o de las parteras Egipcias con los niños hebreos.

  • 81- El IX mandamiento y la lengua B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Stg 1:26  Si alguno se cree religioso entre vosotros, y no refrena su lengua, sino que engaña su corazón, la religión del tal es vana.Dice Kistemaker comentando este texto:  “Si alguien se considera religioso”. Aquí tenemos una oración condicional simple que describe la vida tal cual es. Una persona que asiste a los cultos de una iglesia cristiana puede considerarse religiosa.  Y es cierto, hay mucha gente que cree que por asistir a la iglesia, orar y quizá ayunar es el equivalente a ser religioso. No es así, dice Santiago, puesto que tales actividades pueden no ser más que gestos externos. Eso es formalismo, no religión.

  • 82- X mandamiento: no codiciarás.... B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​La codicia ata nuestras mentes y corazones a las cosas materiales o a los beneficios temporales y comodidades que nos ofrecen, dándole la espalda a la prioridad real que deberíamos tener.   Llegamos a pensar que no podemos estar contentos y felices sin obtener aquello que codiciamos y ahí ponemos nuestro corazón.   Es en este sentido que la codicia se puede convertir en idolatría.  El decálogo concluye de la misma manera en la que comienza.  ¿Cuál es el primer mandamiento?  No tendrás dioses ajenos....  Por esa razón el decálogo concluye con no codiciarás, no dejarás que tus deseos por otras cosas ocupen el lugar que únicamente le corresponde a Dios.

  • 83- La codicia B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​No hay nada malo en querer adquirir cosas que no tenemos, ni para prosperar materialmente, ni para tener un mejor nivel de vida.  El matiz que reclama la Escritura es que si no estamos atentos, haremos un dios de unos deseos que son codiciosos.  No es el ser rico lo que corrompe el alma, es querer serlo.  Por esta razón las Escrituras enfatizan que no debemos perseguir las riquezas…  Prov 23:4  No te afanes por hacerte rico;  Sé prudente, y desiste.

  • 84- Guardando el corazón B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​El codicioso se convierte en un idólatra ya que adora a aquello que constituye su tesoro, aquello que codicia, y de ésta manera atenta contra el primer mandamiento, porque el decálogo concluye con el mismo propósito con el que comienza: no tendrás dioses ajenos delante de mi. 

  • 85- La codicia en el Nuevo Testamento B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​El Nuevo Testamento considera este pecado tan grave que las personas que son culpables de él no pueden permanecer como miembros de una iglesia, como no podría ser de otra manera sobre quien atenta contra uno de los mandamientos.     Al igual que ocurre con cualquier otro pecado, en el Nuevo Testamento se nos enseña que los avaros deben ser expulsados de la membresía hasta que reconozcan su pecado y se arrepientan.

  • 86- Concluyendo los X mandamientos B. Lozano
    00:00 00:00:00

    ​Las leyes que emanan de la constitución se llaman “leyes orgánicas”.  Son las que contienen los derechos fundamentales y las libertades.  Son las leyes de más alto rango y a ellas están sometidas el resto de leyes.  Le siguen las leyes ordinarias, los reales decretos y finalmente los reglamentos. Cuando una ley de rango inferior, o una norma, contradice una ley de rango superior, la que prevalece siempre es la de rango superior.  La ley menor, o ha sido mal interpretada o mal entendida.   Esto mismo que ocurre en nuestros países, ocurre también en el reino de Cristo. Tenemos una Constitución que es la Biblia.  Tenemos unas leyes de alto rango que son los diez mandamientos.  Tenemos leyes secundarias que son los principios,  y tenemos normas para la vida que se ubican en el contexto del testimonio. A las Leyes de más alto rango se someten todas las demás. Nuestra relación con Dios está determinada en función de sus Leyes: los diez mandamientos, por ellos serán juzgados todos los hombres.